23 de mayo de 2018

Grafana, un software de código abierto para análisis y supervisión

En el siguiente artículo vamos a echar un vistazo a Grafana. Este es un software de análisis y supervisión. Es de código abierto, rico en funciones, potente, elegante y altamente extensible. Lo podemos ejecutar en Gnu/Linux, Windows y MacOS. Es un software para el análisis de datos, que se utiliza en algunos sitios tan conocidos como Stack Overflow, PayPal o Uber.

Admite más de 30 fuentes de código abierto así como bases de datos/fuentes de datos comerciales que incluyen MySQL, PostgreSQL, Graphite, Elasticsearch, OpenTSDB, Prometheus y InfluxDB. Con el podremos profundizar en grandes volúmenes de datos operativos en tiempo real. Vamos a poder visualizar, consultar, establecer alertas y obtener información de sus métricas.

Es importante destacar que Grafana permite la creación de múltiples organizaciones independientes. Cada una con su propio entorno de uso (administradores, fuentes de datos, paneles y usuarios).

Características generales de Grafana

  • Dispondremos de gráficos elegantes para la visualización de datos. Los gráficos son rápidos y flexibles, con numerosas opciones.
  • Pone a nuestra disposición paneles dinámicos y reutilizables.
  • Es altamente extensible, podemos utilizar muchos paneles y complementos disponibles en la biblioteca oficial.
  • Pondrá a nuestra disposición la autenticación a través de LDAP, Google Auth, Grafana.com y Github.
  • Respalda notablemente la colaboración al permitir el intercambio de datos y cuadros de mando entre equipos.
  • Está disponible una demostración en línea para que pruebes Grafana antes de instalarlo en tu equipo.

Instalar Grafana en Ubuntu 18.04

Instalaremos Grafana desde sus repositorios oficiales. Así podremos actualizarlo utilizando nuestro administrador de paquetes predeterminado. Antes de nada, decir que tendremos que tener instalado curl en nuestro sistema. A continuación abrimos la terminal (Ctrl+Alt+T) y vamos a escribir cada una de las siguientes líneas:

echo "deb https://packagecloud.io/grafana/stable/debian/ stretch main" | sudo tee -a /etc/apt/sources.list

curl https://packagecloud.io/gpg.key | sudo apt-key add -

sudo apt-get update

sudo apt-get install grafana

Ubicación de los archivos importantes

Después de terminar la instalación en nuestro Ubuntu, vamos a poder encontrar los archivos importantes en las siguientes ubicaciones:

  • El archivo binario lo encontraremos en /usr/sbin/grafana-server.
  • El script Init.d se encontrará en /etc/init.d/grafana-server.
  • Crea el archivo predeterminado (entorno vars) en /etc/default/grafana-server.
  • Instala el archivo de configuración en /etc/grafana/grafana.ini.
  • La configuración predeterminada establece el archivo de registro en /var/log/grafana/grafana.log.
  • La configuración predeterminada especifica una db sqlite3 en /var/lib/grafana/grafana.db.
  • Se instalan los archivo HTML/JS/CSS y otros archivos de Grafana en /usr/share/grafana.

Iniciar Grafana

A continuación, iniciaremos el servicio. Primero comprobaremos si este está funcionando y luego lo habilitaremos para que se inicie automáticamente en el momento del arranque. De forma predeterminada, el proceso se ejecuta como el usuario grafana (creado durante el proceso de instalación) y escucha en el puerto HTTP 3000.

A continuación veremos dos formas de iniciar el servidor:

Iniciar a través de Systemd

Empezamos escribiendo en la terminal (Ctrl+Alt+T):

systemctl daemon-reload

Continuamos iniciando el servicio escribiendo en la misma terminal:

systemctl start grafana-server

systemctl status grafana-server

Si alguien lo necesita, puede saber más acerca de cómo iniciar el servicio de esta forma en la página web del proyecto.

Iniciar a través de init.d

service grafana-server start

service grafana-server status

sudo update-rc.d grafana-server defaults

Se puede obtener más información acerca de cómo iniciar el servicio de esta forma en la página web del proyecto.

Página de inicio de sesión

Arrancado el servidor, ya podemos abrir nuestro navegador favorito y escribir la siguiente URL: http://direccion-IP:3000 o http://tu-dominio.com:3000 para acceder a la interfaz web. Esta dirección nos llevará a la página de inicio de sesión. Aquí podemos utilizar las credenciales de usuario como nombre de usuario: admin y contraseña: admin.

Después de iniciar sesión, accederemos al panel de inicio, como se muestra en la captura de pantalla a continuación.

Llegados a este punto, tendremos que agregar una base de datos o una fuente de datos. Haremos clic en ‘Add data source‘. Por ejemplo, agregaremos una base de datos MySQL. Especificaremos el nombre de la fuente de datos, el tipo y los parámetros de conexión. Después haremos clic en Save and Test.

El programa nos notificará si la conexión a la base de datos es exitosa, como se muestra en la siguiente captura de pantalla. En caso de que la conexión falle, podemos consultar la documentación sobre las conexiones MySQL que nos ofrecen en la página web del proyecto y realizar la configuración necesaria.

Desde el panel de Inicio, haremos clic en New Panel para agregar uno nuevo. Con el podremos visualizar las métricas de nuestra fuente de datos.

Desde aquí, podremos agregar más fuentes de datos, paneles, invitar a los miembros del equipo, instalar aplicaciones y complementos para ampliar las funcionalidades predeterminadas, etc. Para más información se puede consultar la página de inicio del proyecto o directamente dirigirnos a la documentación oficial.

En resumen, Grafana es un software elegante para el análisis y monitorización de datos en tiempo real.

El artículo Grafana, un software de código abierto para análisis y supervisión ha sido originalmente publicado en Ubunlog.


Fuente: Ubunlog

Cómo acelerar Firefox en Ubuntu 18.04

Mozilla Firefox es un navegador web que está presente en todas las distribuciones Gnu/Linux. Por ello muchos lo denominan como el navegador web del Software Libre por excelencia, pero cierto es que no evita que sea un navegador web pesado.

La pesadez de este programa ha hecho que Google Chrome sea muy popular así como otros navegadores web. Pero esta pesadez se puede resolver rápidamente y no esperando a que nazca una versión nueva que corrija este problema sino realizando unos pequeños cambios en la versión que tengamos en nuestra distribución Gnu/Linux para acelerar Firefox.

Cambiar la configuración de los plugins

Uno de los primeros pasos que podemos realizar para hacer que Firefox sea más rápido es cambiar la configuración de los plugins que utilizamos. En el caso de los plugins, hemos de cambiar la configuración a “Preguntar para activar” y olvidarnos de “Activar siempre”. Esto significará que los plugins dejarán de cargarse cuando abrimos el navegador web y además nos evitaremos posibles agujeros de seguridad como los que provoca el plugin de Adobe Flash.

Limitar el número de plugins

Los navegadores web modernos tienen un gran problema que poco a poco están resolviendo y que también podemos resolver nosotros mismos: limitar el número de plugins. Los plugins y complementos se cargan en la memoria del navegador web  y eso hace que el programa para abrir un simple formulario de registro ocupe más memoria que una suite ofimática o un editor de textos.

La única solución que existe para ello es limitar el número de complementos y plugins y utilizar sólo los estrictamente necesarios. Por ejemplo, de nada sirve tener un complemento de Pocket cuando Firefox ya tiene un complemento en su código con este servicio. Los temas para Firefox también ralentizan el navegador web y quitarlos es una buena opción. Para realizar estas tareas hemos de regresar al menú Herramientas → Complementos y desactivar y eliminar los complementos que no utilizamos o no necesitamos ya.

Limpiar la memoria caché de Mozilla Firefox

La memoria caché de los navegadores web siempre son un gran agujero negro de recursos. Esto lo podemos limitar o eliminar fácilmente. Primero hemos de ir a Preferencias u Opciones de Mozilla Firefox. Nos aparecerá una ventana como la siguiente:

En la parte lateral seleccionamos la opción “Privacidad y Seguridad” y en la parte de  Cookies y datos del sitio pulsar sobre el botón “Limpiar datos”. Nos preguntará que qué tipos de datos queremos. Podemos eliminar todos pero si no queremos perder las cookies, entonces seleccionamos “contenido web en caché”. Y Firefox borrará todo lo demás.

Trucos con About:config

Mozilla Firefox tiene una opción de configuración para usuarios expertos que mediante líneas de código podemos hacer que Mozilla Firefox haga una cosa u otra. Para acceder a ello solo hemos de escribir en la barra de direcciones lo siguiente “ about:config” y aparecerá la siguiente ventana:

Ahora hemos de cambiar las siguientes líneas a los siguientes cambios:

    • Cambiar browser.tabs.animate a False
    • Cambiar browser.download.animateNotifications a False
    • Cambiar browser.preferences.animateFadeIn a False
    • Cambiar browser.fullscreen.animate a 0
    • Cambiar security.dialog_enable_delay a 0
    • Cambiar network.prefetch-next a False (Solo para conexiones lentas)
    • Cambiar network.http.pipelining a True

Podemos utilizar la caja de buscar que aparece en el navegador web y en caso de no encontrar dicha línea, hacemos click con el botón derecho y vamos a la opción nuevo donde crearemos dicha entrada. Una vez que está todo, reiniciamos el navegador web y por defecto usará menos memoria así como se liberará memoria ram cuando minimizamos la ventana del navegador web.

Desactivar Pocket y pasar a Marcadores

El complemento de Pocket es una gran herramienta de Firefox pero cierto es que podemos sustituirlo por un marcador en la barra de marcadores que hace que Firefox no cargue en cada pestaña este servicio. Para eliminarlo hemos de hacer doble click con el ratón sobre el icono de Pocket y seleccionar la opción “Eliminar de la barra de direcciones”. Ahora hemos de añadir la sesión de Pocket en nuestra barra de marcadores.

Delimitar las pestañas abiertas

Las pestañas que abrimos o tenemos abiertas en Mozilla Firefox consumen recursos y hacen que el resto de pestañas vayan más lentas ya que se reparten los recursos que el sistema operativo asigna al navegador web. Es por ello que se recomienda limitar el número de pestañas abiertas e incluso, algunos usuarios recomiendan usar solo una única pestaña.

Para solucionar esto y evitar que las páginas web abran pestañas que no deseamos existe una extensión muy ligera y potente que se llama OneTab. OneTab es un complemento para Firefox que bloquea el navegador web para que no se abra pestañas indeseadas así como para abrir un determinado número de pestañas. Si, lo mejor es utilizar solo una pestaña pero este complemento permite abrir dos o tres pestañas, incluso desactivarlo temporalmente para que  podamos abrir varias pestañas si llegado un momento lo necesitamos. En la sección de Herramientas → Complementos encontraremos OneTab.

Compilar el código de Mozilla Firefox

Existe también la opción de compilar el código de Mozilla Firefox e instalarlo desde nuestra máquina. Esta forma es algo difícil y solo apta para usuarios expertos, pero cierto es que cualquier programa compilado por la máquina que lo ejecuta funciona más rápido que si instalamos un paquete de un repositorio.

Esta es la filosofía de Gentoo y por ello hace que sean pocos los usuarios que utilizan esta distribución Gnu/Linux. Sin embargo, existe la posibilidad y los resultados serían notables, aún si utilizamos otra distribución Gnu/Linux como Debian, Slackware o la propia Ubuntu.

Cambiar a SeaMonkey

El navegador Mozilla Firefox se ha vuelto muy pesado, reconocido por los propios creadores de Mozilla que han decidido cambiar el rumbo de las últimas y próximas versiones de Mozilla Firefox. La opción de cambiar de navegador web está ahí pero también podemos cambiar Mozilla Firefox por su hermano menor: SeaMonkey.

SeaMonkey es un navegador web basado en el código de Mozilla Firefox que nos ofrece la posibilidad de tener un lector de feeds y un lector de email, todo en una única aplicación que funciona correctamente en equipos con pocos recursos. Pero, a cambio de esto, el número de complementos y extensiones es limitado así como los extras que Firefox tiene y SeaMonkey no tiene.

Distribuciones como Lxle decidieron hace tiempo sustituir Mozilla Firefox por Seamonkey y sus resultados no han sido nada malos. En cualquier caso, si aún así no convence, siempre podemos volver a cambiarlo por otros navegadores web. Hace tiempo os elaboramos una lista de los posibles navegadores web disponibles para Gnu/Linux.

¿Estas son todas?

Lo cierto es que existen muchas configuraciones para hacer que Mozilla Firefox vuele pero también es cierto que muchas de ellas han caducado con las diversas versiones que han aparecido. Otras son muy peligrosas y otras son difíciles y los resultados apenas se notan en un equipo con ciertos años de antigüedad.

Personalmente destacaría las opciones dentro de About:Config y el control dentro de los plugins y complementos que utilizamos como las mejores soluciones para hacer acelerar Firefox ¿y vosotros? ¿qué opción os ha gustado más?

El artículo Cómo acelerar Firefox en Ubuntu 18.04 ha sido originalmente publicado en Ubunlog.


Fuente: Ubunlog

22 de mayo de 2018

Qué ultrabook comprar para instalar Ubuntu

Ubuntu se ha convertido en una de las opciones más populares entre los usuarios que quieren cambiar Windows o macOS por Gnu/Linux. Su facilidad de uso así como su software más actual hacen que sean millones los usuarios que utilizan Ubuntu o sus sabores oficiales para sus ordenadores.

Pero no son ordenadores simples lo que vamos a analizar sino más bien una alternativa rara pero popular durante los últimos meses, fenómeno similar al producido por Ubuntu dentro del mundo Gnu/Linux, estos equipos se han llamado Ultrabooks.

Los ultrabooks son portátiles que pesan menos de 1 kilogramo pero que no reducen sus prestaciones sino todo lo contrario. Así, los ultrabooks cuentan con procesadores potentes, grandes cantidades de almacenamiento interno, refrigeración pasiva y horas y horas de autonomía.

A continuación vamos a hablaros de los requisitos o el hardware qué hemos de buscar si queremos comprar o adquirir un ultrabook para instalar Ubuntu. Venga o no instalado por defecto.

CPU y GPU

Hemos de decir que la CPU no ha sido nunca un gran problema para instalar Ubuntu en un ordenador, al contrario. Pero tras las últimas noticias sobre la arquitectura de 32 bits hace que ultrabooks que tengan un procesador dual core o de 32 bits sea cuanto menos la última opción que hemos de escoger a la hora de comprar un ultrabook para Ubuntu. No me gusta decir estas cosas, pero cierto es que las CPU’s de Intel son mejores para equipos portátiles que las CPU’s de AMD, por lo que procesadores i5, i3 o i7 serían buenas opciones para un ultrabook y compatibles con Ubuntu.

Sobre la GPU o tarjeta gráfica (esto último para los más veteranos), no todas son ideales para instalar y/o utilizar Ubuntu. Los últimos problemas con los drivers de Nvidia hacen que ATI de AMD e Intel GPU sean las mejores opciones para Ubuntu. Los drivers de estas marcas funcionan correctamente y muy bien con Ubuntu pero cierto es que las GPU’s de Nvidia son potentes.

RAM

La ram no debería de ser un problema para instalar Ubuntu en el ultrabook. Ubuntu no consume mucha memoria ram y en caso de no tener suficiente para la versión principal, podemos utilizar escritorios ligeros como Lxde, Xfce o Icwm. En cualquier caso, si queremos que nuestro ultrabook tenga la versión principal de Ubuntu durante años, deberíamos de tener al menos 8 Gb de ram o superior. A mayor cantidad, más años de vida con un rendimiento óptimo. También hemos de fijarnos que tenga slots libres de memoria ram, esto ampliará las posibilidades de que el ultrabook tenga una amplia vida, aunque son pocos los modelos que ofrecen estas posibilidades.

Pantalla


La pantalla es uno de los elementos más importantes de un portátil, bien sea ultrabook, netbook o portátil normal. El tamaño medio de la pantalla de ultrabook es de 13 pulgadas. Un tamaño interesante que hace que el equipo sea más portátil que nunca pero el tamaño estándar de 15 pulgadas sigue siendo una buena opción. En este caso, optar por una pantalla con tecnología LED es una opción más que recomendable, al menos si queremos que nuestro ultrabook tenga una gran autonomía.

La resolución mínima de la pantalla sería 1366×768 píxeles o más. La tecnología táctil es compatible con Ubuntu, es decir, que podemos tener una pantalla táctil con Ubuntu aunque cierto es que el sistema operativo de Canonical no tiene muy desarrollado esta tecnología ni tampoco el software de gráficos como Wayland. En cualquier caso, el modo normal funciona perfectamente.

Disco SSD

Si queremos tener un gran ultrabook con Ubuntu hemos de buscar un equipo con disco ssd. El rendimiento de un disco duro ssd es sorprendente, al menos si lo comparamos con los discos tradicionales, y Ubuntu es totalmente compatible con esta tecnología. Pero, personalmente recomiendo escoger la opción de disco duro ssd puro, ya que existen ultrabooks con una solución mixta que permite tener un almacenamiento interno mayor, pero el rendimiento es peor. La capacidad que hemos de tener en cuánto a disco duro tiene que rondar los 120 Gb, menos espacio es insuficiente para guardar documentos propios y los archivos de Ubuntu.

Ambas tecnologías funcionan correctamente en Ubuntu, pero la primera es más eficiente que la segunda y da una mayor autonomía.

Batería

La batería es un punto importante para un ultrabook y cualquier equipo portátil. Tanto es así que Ubuntu proporciona una gran gestión de la energía, proporcionando horas de más respecto a sistemas operativos privativos. Una batería de 60 Whr es más que suficiente para proporcionar 12 horas de autonomía, aunque todo dependerá del uso que demos al equipo. Aquí igual da que usamos Ubuntu o Windows, si usamos aplicaciones que consuman recursos, gastará más batería y por extensión tendremos menos autonomía.

Para mantener esas 12 horas de autonomía hemos de asegurarnos que la conectividad que no utilicemos (NFC, Bluetooth, wireless, etc…) esté desactivada. La carga de smartphones y tablets también tiene que estar desactivada en el dispositivo o no tenemos que hacerlo ya que mermará la autonomía del dispositivo.

Por lo general los ultrabooks tienen un número limitado de puertos USB y slots, eso es bueno pues aumenta la autonomía del equipo e incluso podemos desactivar elementos a través de Ubuntu para que se desactiven cuando no los usamos y se mantenga la larga duración de la batería.

Conectividad

Los ultrabooks no suelen tener muchos puertos de variadas tecnologías ni tampoco unidad de DVD-ROM, lo que hace que sean equipos más compactos, más ligeros y más autónomos. Es por ello que hemos de mirar con atención los distintos tipos de conectividad que tenga. Al menos dos puertos USB son necesarios así como conexión wireless. Si queremos tener un ultrabook potente con Ubuntu deberíamos de tener conexión bluetooth, NFC, los puertos USB deben de ser de tipo C y al menos tener un slot para tarjetas microsd. Muchos equipos cumplen con estas premisas y son compatibles con Ubuntu.

Precio

El precio de los ultrabooks es bastante elevado aunque hemos de reconocer que su precio medio ha bajado considerablemente durante los últimos meses. Actualmente podemos encontrar un buen ultrabook compatible con Ubuntu por 800 euros. Es cierto que existen opciones más caras como el famoso Dell XPS 13 cuyo precio supera los 1000 euros, pero también encontramos ultrabooks como los de VANT que no alcanzan los 700 euros.  Y a diferencia de otros sistemas operativos, existen ultrabooks que se venden con Ubuntu como sistema operativo por defecto sin por ello subir el precio del equipo. En cualquier caso, si optamos por un ultrabook con Windows no hemos de preocuparnos pues la instalación de Ubuntu es muy sencilla en este tipo de dispositivos.

Opciones sobre qué ultrabook comprar

Cada vez existen más modelos de ultrabooks con Ubuntu. En la web oficial de Ubuntu podemos encontrar un listado de empresas comprometidas con Canonical para desarrollar hardware compatible con Ubuntu. Además, en la web de FSF encontraremos el Hardware que soporte o tiene drivers libres y que por lo tanto es compatible con Ubuntu. Si nos salimos de estas dos referencias hemos de tener en cuenta los primeros ultrabooks con ubuntu. La primera empresa que apostó por ello fue Dell que comenzó a desarrollar el Dell XPS 13, un ultrabook con Ubuntu como sistema operativo por defecto. Sin embargo el precio de este equipo era muy alto y no estaba a la mano de todos, más aún cuando los ultrabooks no eran tan populares.

Más adelante nacieron proyectos que transforman un macbook Air en un ultrabook con Ubuntu, nada recomendable desde mi punto de vista debido al resto de opciones que existen.

También aparecieron ultrabooks que venían con Windows pero totalmente compatibles con Ubuntu como el Asus Zenbook. El éxito de estos ultrabooks hicieron que jóvenes empresas apostaran por Ubuntu como sistema operativo para su hardware, así System 76 y Slimbook crearon ultrabooks compatibles con Gnu/Linux y con Ubuntu. En el caso de System76 tenemos su apuesta más arriesgada con la creación de una versión totalmente optimizada de Ubuntu para sus equipos.

En el caso de Slimbook han creado el Katana y Excalibur, ultrabooks totalmente compatibles con Ubuntu y que vienen con KDE Neon como sistema operativo por defecto. También existe la empresa VANT, de origen español como Slimbook que ofrecen ultrabooks con Ubuntu por módicos precios. A diferencia de Slimbook, VANT tiene varios modelos de ultrabooks con hardware configurable.

¿Y tú qué ultrabook escogerías?

Llegado a este punto, seguramente que os preguntaréis qué cuál ultrabook escogería yo. Todas las opciones son buenas, vengan con Ubuntu o con Windows. Por lo general cualquier opción es buena si tenemos en cuenta los consejos de cada punto. Personalmente no realizaría el cambio del macbook Air puesto que si compramos este equipo es para tener macOS, por ello es mejor optar por otro ultrabook antes que gastarse el dinero en un equipo como el macbook Air y luego eliminar su software.

Muchas webs que revisan equipos hablan muy bien de los equipos de Slimbook y VANT, su hardware es muy bueno aunque no lo he probado personalmente y son empresas comprometidas con el Software Libre, lo que hace que su hardware tenga un gran soporte. Pero si el dinero es la gran pega para tener un ultrabook con Ubuntu, la opción de un ultrabook con Windows y luego instalar Ubuntu en él es más que recomendable.

Como podéis ver, los ultrabooks y Ubuntu se llevan bastante bien, aunque algunos usuarios de Windows no lo quieran aceptar. Pero ¿vosotros con cual ultrabook os quedaríais? ¿tenéis algún ultrabook con Ubuntu? ¿cuál es vuestra experiencia?

El artículo Qué ultrabook comprar para instalar Ubuntu ha sido originalmente publicado en Ubunlog.


Fuente: Ubunlog

21 de mayo de 2018

¿Qué lector pdf usar con cada escritorio en Ubuntu?

La última versión de Ubuntu, Ubuntu 18.04, ha incluido la opción de instalación mínima, un tipo de instalación que no es nueva y que muchos usuarios realizamos a través de la imagen ISO de Ubuntu Server. El proceso es bastante sencillo y rápido de hacer, pero ¿qué programas hemos de añadir a este tipo de instalación?

Una buena pregunta que yo me hice en su tiempo y que no solo me ha ayudado a conocer mejor mi máquina sino a trabajar de manera eficiente con mi Ubuntu, una manera que aprovecha por completo el Software Libre y a Ubuntu. En el día de hoy vamos a hablar de los lectores pdf, qué es un programa lector pdf y que opciones tenemos para instalar en Ubuntu de manera fácil y sencilla dependiendo del tipo de escritorio que utilizamos, sin programas privativos ni configuraciones raras, solo con el Gestor de Software de Ubuntu.

¿Qué es un lector pdf?

Posiblemente muchos de vosotros ya sabéis que es un lector pdf, si es así podéis pasar a la parte de programas y cómo se instalan en Ubuntu. Pero sino lo sabéis, seguid leyendo. Un lector pdf es un programa que lee y muestra documentos pdf. La descripción de lo que es un archivo pdf lo podemos encontrar en la Wikipedia, pero actualmente todos hemos trabajado o trabajamos con los archivos pdf, actualmente la Administración de España (así como la de otros países) trabaja con este formato.

Posiblemente, lo mejor es indicar qué no es un lector pdf o qué diferencia hay con el editor de pdf.

Un lector pdf es un simple visor de documentos de pdf, es decir, que con este programa no podemos cambiar nada del documento, no podemos cambiar el tipo de letra ni tan siquiera editar las imágenes. Por lo general, un lector de pdf tampoco puede asignar una marca de agua al documento incluso, algunos lectores, no pueden leer ciertos certificados electrónicos. En general, un lector pdf solo puede mostrar el contenido del documento e imprimirlo en otros formatos para su difusión.

Un editor de archivos pdf es un programa que gestiona por completo el archivo pdf, permitiendo cambios en todos los elementos del documento pdf, quitar o añadir marcas de agua, certificados digitales, etc..

Las diferencias entre ambos tipos de programas son evidentes, pero el uso de software privativo, en este caso el famoso Adobe Acrobat, ha hecho que muchos usuarios confundan términos. Y por ello, muchos suelen pedir editar documentos a programas que son simple lectores de archivos. Los programas que a continuación os vamos a hablar son simples lectores y solo sirven para leer documentos pdf en Ubuntu.

Evince

Actualmente Evince se localiza en Ubuntu bajo el nombre de Visor de documentos, siendo la opción que introdujo el escritorio Gnome. He de confesar que Evince fue uno de los motivos por los cuales abandoné el software privativo ya que es infinitamente mejor que Adobe Reader. No solo era un lector de pdf ligero y liviano sino que gestiona de una manera eficiente los documentos pdf’s más pesados. Evince era el lector de pdf por defecto en el escritorio Gnome y se mantuvo en Ubuntu cuando llegó Unity y ahora sigue tras la llegada de Gnome Shell. Actualmente lo podemos encontrar en los repositorios oficiales de Ubuntu. La configuración por defecto de Evince nos permite mostrar los documentos en dos espacios dentro de la aplicación. La parte lateral nos permite una navegación sencilla entre el documento pdf y en la parte central podemos ver el documento pdf página por página.

Pero hemos de decir que Evince se ha vuelto muy pesado durante estos últimos años, haciendo que sea compatible con más formatos que los documentos pdf pero también haciendo que sea un programa poco apto para equipos con pocos recursos, al igual que las últimas versiones de Gnome.

Atril

Atril es el lector pdf menos conocido pero también uno de los más usados. Atril es un lector pdf que se incluye en el escritorio MATE, ideal para este escritorio y para Cinnamon. Atril es un fork de Evince, un fork pulido y adecuado al escritorio MATE y para ordenadores que no utilizan las últimas librerías GTK. Atril ofrece lo mismo que Evince, pero podemos decir que a diferencia de otros lectores que han intentado copiar a Evince, Atril está muy optimizado y no consume tantos recursos.

La parte negativa es que hay algunas opciones de Evince que Atril no tiene, como la precarga del documento pdf o el reconocimiento de ciertos certificados digitales que Evince si reconoce y lee pero que Atril no. Atril se encuentra en los repositorios oficiales de Ubuntu y se puede instalar sin utilizar o tener MATE instalado, aunque como hemos dicho, es preferible tener este tipo de escritorio en nuestro Ubuntu.

Xpdf

Xpdf es un programa lector pdf muy ligero y liviano que se enfoca a distribuciones y equipos con pocos recursos. Xpdf es un lector pdf que se encuentra en Xubuntu y Lubuntu pero que también podemos instalar en Ubuntu así como en sistemas donde no existe un escritorio sino que se utiliza un gestor de ventanas y un gestor de archivos.

Es una herramienta potente pero no tiene una estética bonita, solo lee archivos en formato pdf y no ofrece precarga del documento, ya que todos estos elementos suponen un consumo elevado de recursos. Si realmente buscamos una alternativa ligera y solo para leer archivos pdf, Xpdf es vuestro programa.

Okular

Okular es un lector pdf potente y muy versátil que se orienta a escritorios que utilizan librerías Qt. Es el lector pdf por excelencia dentro de Plasma y el Proyecto KDE. Y puede que sea la alternativa o equivalencia de Evince para Plasma.

Okular se puede instalar en Ubuntu con Gnome, con MATE, Xfce, etc… pero no se recomienda hacerlo debido a que necesita muchas librerías Qt que el sistema ha de instalar y entonces hace que Okular sea más pesado de lo normal (lo mismo ocurre cuando instalamos Evince en Plasma). Okular soporta muchos formatos de archivos, no solo Pdf aunque hemos de decir que certificados importantes no trabaja bien con ellos. Aún así, es una buena opción como lector pdf para Plasma y Lxqt.

Otras alternativas

El navegador web es otra de las alternativas que tenemos para leer archivos pdf. En este caso hemos de instalar el complemento Pdf viewer que muchos navegadores web tienen como Chrome, Chromium o Mozilla Firefox. Si somos del tipo de usuarios que todo lo hacemos a través de Internet, esta solución puede ser la más sencilla, rápida y efectiva que existe para leer documentos. El navegador web también funciona de manera offline, así que no debemos de preocuparnos por tener o no tener conexión a Internet.

En los repositorios oficiales de Ubuntu podemos encontrar diversos lectores pdf que no son tan conocidos como los anteriores pero que pueden ser una gran alternativa si queremos un sistema operativa totalmente minimalista. Algunos de estos programas se llaman Gv, Katarakt o Mupdf. También podemos hacer uso de los editores de pdf que todos tienen un lector de pdf para ver los resultados creados.

¿Qué lector pdf escojo para mi Ubuntu?

Esta pregunta posiblemente os estáis haciendo algunos. Es complicado escoger un programa de software y más para utilizarlo día a día. Aún así, lo correcto es utilizar el programa que viene por defecto en cada escritorio de Ubuntu, esto es, Evince si tenemos Gnome, Okular si tenemos Plasma, Atril si tenemos MATE u Cinnamon y si tenemos cualquier otro escritorio, lo mejor es Xpdf, un lector potente y liviano. Si tenéis alguna duda de cómo instalar cualquiera de estos programas, en este artículo os explicamos cómo hacerlo. Pero la opción es personal y vosotros sois los que elegís. Total, es lo bueno de Ubuntu y del Software Libre ¿no creéis?

El artículo ¿Qué lector pdf usar con cada escritorio en Ubuntu? ha sido originalmente publicado en Ubunlog.


Fuente: Ubunlog

NetBeans 8.2, instala este IDE en tu Ubuntu 18.04

En el siguiente artículo vamos a echar un vistazo a la instalación de NetBeans 8.2 en Ubuntu 18.04. Como supongo que todo el mundo sabe ya, este es un IDE (entorno de desarrollo integrado) disponible para diferentes plataformas. Sobre este programa, ya nos habló un compañero de forma muy detallada en un artículo anterior.

NetBeans IDE proporciona a los usuarios una plataforma muy poderosa que permite a los programadores desarrollar fácilmente aplicaciones web basadas en Java, aplicaciones móviles y escritorios. Muchos dicen que es uno de los mejores IDE para la programación en C/C++. También proporciona herramientas muy útiles para programadores de PHP. El IDE brinda soporte para muchos lenguajes como PHP, C/C++, XML, HTML, Groovy, Grails, Ajax, Javadoc, JavaFX y JSP, Ruby y Ruby on Rails.

El editor es rico en funciones y proporciona una amplia gama de herramientas y plantillas. Además es altamente extensible usando complementos desarrollados por la comunidad, lo que lo hace adecuado para el desarrollo de software.

Netbeans se encuentra disponible en los repositorios de Ubuntu, por lo que si queremos tener una versión  estable de manera fácil, sólo tenemos dirigirnos a la opción de Software de Ubuntu. Una vez allí no tendremos más que buscar la palabra Netbeans y pulsar el botón “Instalar“. Si por el contrario queremos instalar una versión más reciente y personalizada, podemos hacerlo de manera manual. En este artículo vamos a ver cómo instalar la última versión a día de hoy de NetBeans, que es la 8.2. Esta instalación la voy a hacer sobre Ubuntu 18.04, aun que también se puede realizar en Debian y Linux Mint.

Antes de nada hay que aclarar que para instalar la versión 8.2 de Netbeans necesitamos cumplir un par de requisitos en nuestro equipo. El primero es que se necesita un mínimo de 2 GB de RAM. Y que tendremos que tener en nuestro equipo el Java SE Development Kit (JDK) 8. Es necesario para instalar este IDE. NetBeans 8.2 no se ejecuta con JDK9, y si lo hace puede producir errores.

Instalar Java JDK 8

Un compañero ya nos habló sobre la instalación de diferentes versión de Java en nuestro sistema Ubuntu . Para instalar la versión Java 8 JDK que necesitamos, primero agregaremos el PPA webupd8team/java a nuestro sistema. Para hacerlo, abrimos una terminal (Ctrl+Alt+T) y escribimos:

sudo add-apt-repository ppa:webupd8team/java

sudo apt-get update

Una vez que se haya agregado y actualizado nuestro listado de software, buscaremos los paquetes con el nombre oracle-java8 como se muestra a continuación y terminaremos instalando:

apt-cache search oracle-java8

sudo apt-get install oracle-java8-installer

Si tiene más de un Java instalado en tu sistema, puedes instalar el paquete oracle-java8-set-default para establecer Java 8 como predeterminado:

sudo apt-get install oracle-java8-set-default

Instalar NetBeans IDE 8.2 en Ubuntu 18.04

Ahora utilizando tu navegador preferido, dirígete a la página de descarga del IDE y descarga la última versión del instalador de NetBeans.

También se puede descargar la secuencia de comandos del instalador de NetBeans en tu sistema a través de la utilidad wget. Para ello abrimos una terminal (Ctrl+Alt+T) y escribimos:

wget -c http://download.netbeans.org/netbeans/8.2/final/bundles/netbeans-8.2-linux.sh

Una vez completada la descarga, en el directorio de trabajo si utilizamos wget o en el lugar donde guardamos la descarga desde el navegador, encontraremos el instalador de NetBeans. Ahora utilizando el siguiente comando, haremos que el script sea ejecutable. Justo después comenzaremos con la instalación:

chmod +x netbeans-8.2-linux.sh

./netbeans-8.2-linux.sh

Después de ejecutar los comandos anteriores, aparecerá la ‘ventana de bienvenida’ del instalador. Haremos clic en Next para continuar (o personaliza tu instalación haciendo clic en Customize) y seguir el asistente de instalación.

Después tendremos que leer y aceptar los términos en el acuerdo de licencia. Continuamos adelante haciendo clic en Next.

Como se puede ver en la anterior captura, seleccionaremos la carpeta de instalación NetBeans IDE 8.2 y la carpeta en la que tengamos instalado el JDK. Continuamos haciendo clic en Next.

En la pantalla que vemos ahora, seleccionamos también la carpeta de instalación del servidor GlassFish. Como hasta ahora, seguimos adelante haciendo clic en Next.

En la siguiente pantalla, en donde se muestra el resumen de la instalación. Aquí habilitaremos las actualizaciones automáticas para los complementos instalados a través de la casilla de verificación. Ahora haremos clic en Install para comenzar la instalación.

Cuando se complete la instalación, solo tendremos que hacer clic en Finish. Ya podremos disfrutar de NetBeans IDE. Solo tendremos que buscarlo en nuestro equipo y hacer clic en el lanzador.

Desinstalar Netbeans

Eliminar este programa es muy sencillo. No tendremos más que dirigirnos a la carpeta que seleccionamos para la instalación. Una vez allí nos encontraremos con un archivo llamado uninstall.sh. Este será el archivo a ejecutar para eliminar por completo el IDE de nuestro equipo.  En la terminal (Ctrl+Alt+T) no tendremos más que ejecutar, desde la carpeta en la que se encuentre el archivo uninstall:

./uninstall.sh

El artículo NetBeans 8.2, instala este IDE en tu Ubuntu 18.04 ha sido originalmente publicado en Ubunlog.


Fuente: Ubunlog