5 de julio de 2016

Evita estas malas prácticas en tus proyectos de código abierto

En la web puedes encontrar mucha información sobre cómo desarrollar un proyecto de código abierto, pero nadie comenta sobre lo que debes evitar. Por eso queremos contarles sobre algunos comportamientos negativos o malas prácticas, que deben evitarse para que el proyecto tenga éxito.

no_me-gusta

  • Creer que tus contribuidores son una molestia

Cuando alguien externo hace alguna observación los desarrolladores piensan que les han dado más trabajo y realmente es así, pero ignorar estos apoyos es un error para un proyecto de código abierto. Por el contrario, deben darle la bienvenida y agradecer que estén trabajando contigo, para que lo sigan haciendo. Más adelante estas personas podrían convertirse en tus compañeros de trabajo.

Necesitas personas que hagan una contribución, para que luego hagan una segunda y una tercera. Así es posible que su proyecto tenga sus nuevos representantes de mantenimiento.

  • Dejar que las personas solo hagan el trabajo sucio

Cada persona que desea contribuir en un proyecto de código abierto tiene diferentes motivos para hacerlo: algunos son usuarios y otros quieren vivir la experiencia de ayudar en este tipo de trabajos. En el segundo caso, les sirve de ejercicio o de aprendizaje para dar algo al ecosistema informático que utilizan.

Muchos aprovechan esta buena voluntad y les dan el trabajo sucio a quienes desean colaborar: tareas sin interés, con poco valor y sin impacto directo en el proyecto. Cuida que tareas asignas a tus contribuidores porque algunos podrían ofenderse, y recuerda darle su mérito a quien lo merezca. Es la única manera de mantenerlos cerca y continúen ayudando.

project-management-for-the-rest-of-us1

  • Colocar expectativas muy altas para los nuevos colaboradores

En principio debes cuidar que tarea asignaras a los nuevos contribuidores. Algunas pueden ser muy complicadas y no puedan realizarlas, por lo que terminarán asustados o desaparecerán porque no se sienten en capacidad de ayudar.

Conversa con ellos previamente sobre sus habilidades y podrás hacer un panorama de la capacidad que tienen y los guíes para que brillen en el proyecto. En el camino algunos se quedaran y otros se retiraran, pero es parte del proceso.

Si puedes, conviértete en su mentor porque eso hace que tus colaboradores se sientan bienvenidos. Este consejo aplica para otras áreas también.

  • Pedirle a estas personas que hagan algún sacrificio en sus vidas

Estos colabores aportan por voluntad propia y en su tiempo libre, por lo que no debe pedírseles que hagan grandes sacrificios. No está bien visto (para este tipo de trabajo) que los contribuidores tengan que trasladarse una distancia larga, descuidar a su familia por unos días, pasar una noche en un hotel o fuera de casa para formar parte de un proyecto o encajar en él. Recuerda que no todos los que ayudan tienen la misma zona horaria. Es preferible asignarles ciertas tareas, indicarles un tiempo de entrega y dejar que ellos ejecuten a su ritmo y en su tiempo disponible.

Sin embargo, si se recomienda realizar algunas actividades sociales para compartir y conocerlos. También puedes concretar video conferencias usando un software gratuito.

social-life-zero-burnout08

  • Pensar que los extranjeros son extraños

Es bien sabido que la mayoría de los proyectos de código abierto usan el inglés como un lenguaje de comunicación común, puesto que es el idioma universal y ha funcionado bien hasta el momento. Pero muchas personas no nacieron hablando inglés y algunas no lo hablan con fluidez, por lo que algunas personas se frustran por la lentitud de la conversación.

Es de mal gusto cuando un expositor que domina el inglés ignora a las personas porque hablan despacio. Pero el inconveniente es que al no poderse comunicar en el mismo idioma, las personas no están en el mismo nivel de conversación oral. Mucha paciencia y lograran entenderse a la perfección.

  • Sin visión no hay manera de delegar

Es un error común en los proyectos de código abierto ver como el líder lucha con el crecimiento de su proyecto, aun cuando tiene personas tratando de ayudar.

Cuando los colaboradores empiezan a llegar, estos comienzan a agregar nuevas características, quieren evaluar y ser orientados; y los líderes del proyecto se paralizan y no saben cómo responder, por lo que los contribuidores se frustran y tarde o temprano desaparecen.

Es de suma importancia tener una visión para el proyecto y comunicarla. Déjale claro a tus colaboradores lo que deseas y lo que no para evitar roces entre los participantes, y así sabrán si les unirse a tu trabajo o no. De esta manera puedes ser un buen capitán.

Una vez que se unan a tu proyecto, debes confiar en ellos lo antes posible y delegarle algunas responsabilidades. Asígnales alguna parte entera para que se sientan tan responsables como tú. Si por el contrario mantienes demasiado el control te quedarás trabajando solo y frenarás el crecimiento del mismo.

estres

  • Olvidar ser agradecido

Las experiencias y sentimientos de tus colaboradores siempre serán diferentes, pero todas estas sirven de aprendizaje. Agradécelo.

Si tienes algo que agregar a este listado de malas prácticas, te invitamos a incluirlo.

Let's block ads! (Why?)


Fuente: Desde Linux

0 comentarios: